Siete variedades de tuna alimentan la economía del norte cordobés

VILLA NUEVA NOTICIAS 07 de noviembre de 2019 Por GABRIEL BOTTARO
Pobladores de Chuña identifican los tipos de cactus. Sirven para hacer arrope, alimentar el ganado y crear cercos.
tuna_1572739389

La primera sorpresa es que la tuna no es una especie nativa. Sin embargo, en Chuña, localidad de 600 habitantes en el noroeste de Córdoba, se realiza el festival provincial de este cactus que también está en el escudo municipal.

El pueblo vive de los arroperos de tuna que venden sus productos y el fruto fresco al costado de la ruta provincial 16.

Cecilia Trillo, etnobotánica de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), hace años que estudia el vínculo de los pobladores con las plantas del norte cordobés.

“Empecé estudiando el uso de cactus nativos, pero la especie que estaba más presente en el discurso de los pobladores era la tuna, que es una planta exótica”, comenta. La tuna es de México y fue traída a Córdoba por los españoles.

Las siete etnovariedades

Anaranjada italiana. La penca tiene espinas largas. Usos: alimento para ganado, aunque también se hace arrope. Las pencas de todas las etnovariedades se utilizan con fines medicinales y cosméticos.

Amarilla. Es la más común y la más dulce. La planta puede medir hasta cinco metros. Los frutos son ovalados y surgen desde febrero. Usos más comunes: arrope, jalea y fruto fresco.

Anaranjada cordobesa. Pencas con pocas espinas. Se lo utiliza para hacer arrope y forraje, tanto el fruto como la penca. Es común en los huertos familiares.

Blanca. Presenta grandes espinas blancuzcas y también está en los huertos. La fruta madura es amarilla por fuera, pero tiene pulpa blanca. Su usa para el ganado y para hacer cercos.

Colorada. La planta puede medir hasta cinco metros. El fruto es pequeño y casi sin espinas. Se la encuentra en el monte. Sirve para arrope, forraje y para formar cercos.

Salteña. Los frutos son rojizos, pequeños y con forma de globo. Se utiliza para hacer arrope por ser una de las variedades más dulces. Estas seis variedades son de la especie Opuntia ficus-indica.

Cuaresma. Es otra especie, Opuntia robusta. La planta tiene muchas ramas. Los frutos son globosos y púrpuras. Tiene usos ornamental y forrajero.

info LA VOZ

Te puede interesar