Recomendaciones para prevenir el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)

LAS NOTICIAS 08 de enero de 2023 Por GABRIEL BOTTARO
Durante 2022, se registraron 26 casos en la provincia. El 96% correspondió a niños y niñas menores de 5 años. La transmisión se produce principalmente por la ingesta de alimentos contaminados con la bacteria Escherichia Coli. Es fundamental extremar los cuidados al comprar, manipular, cocinar y consumir alimentos, y en natatorios también.

Ante la llegada del verano y el aumento de la temperatura, y también de las vacaciones, periodo en el que muchas familias flexibilizan sus comidas, el Ministerio de Salud recuerda la importancia de prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos, en particular el síndrome urémico hemolítico (SUH). 

El SUH es una enfermedad endémica en Argentina, es decir, que está presente en nuestro país de manera permanente o durante algunos períodos. Se presenta con mayor frecuencia en niños y niñas menores de 5 años, pero también puede afectar a la población pediátrica de mayor edad y a personas adultas, en especial mayores de 65 años. Se la considera una infección grave porque puede producir insuficiencia renal crónica y ser mortal.  

La transmisión se produce por alimentos contaminados con una toxina de la bacteria Escherichia Coli, que suele estar presente en la materia fecal de animales y personas. Por eso, para prevenirla es fundamental la buena higiene de manos y superficies, la cocción completa de las carnes, el correcto lavado de las verduras que se ingieren crudas y el uso e ingesta de agua potable para cocinar o beber, entre otras medidas. 

En el año 2022, se registraron en la provincia de Córdoba 26 casos de SUH, cifra levemente superior al año anterior en el que se confirmaron 25 casos de esta enfermedad, pero inferior en relación con otros años: 34 en 2020, 37 en 2019 y 38 en 2018. 

De los 26 casos confirmados en 2022, 25 (96%) corresponde a menores de 5 años, de los cuales siete pertenecen al grupo de menores de un año de edad y 18 al de 2 a 4 años. El otro caso corresponde al grupo etario de 5 a 9 años. Respecto al sexo biológico de quienes contrajeron la enfermedad, 17 (65%) pertenecen al sexo masculino. 

Prevención del SUH 

Es primordial el acceso al agua segura para beber, higienizarse o preparar alimentos. Si existen dudas sobre su potabilidad, usar gotas de lavandina apta para alimentos, según  indicaciones de la etiqueta del producto.  También puede hervirse durante tres minutos. 

Otra medida muy importante es el buen lavado de manos antes de manipular, cocinar o ingerir alimentos, así como después de tocar carne cruda, ir al baño, cambiar pañales o acariciar mascotas. Para ello, se recomienda quitarse anillos y pulseras e higienizarlas con abundante agua y jabón, por al menos 40 segundos, frotando palmas, dorso, espacio entre los dedos, uñas y muñecas. Al finalizar, secárselas con toallas limpias o descartables. 

Otra forma de evitar el SUH es extremar los cuidados al momento de comprar, manipular, cocinar y conservar alimentos. El tiempo que transcurre desde que se compran los productos que requieren refrigeración hasta que se los coloca en la heladera debe ser el mínimo posible para no cortar la cadena de frío. Para ello, es útil organizar las compras, dejando para el final la adquisición de alimentos frescos y congelados. 

Además, se recomienda adquirir leche o jugos pasteurizados y evitar consumir huevos que tengan la cáscara rota o alimentos perecederos que estén exhibidos a temperatura ambiente, como por ejemplo empanadas de carne. También es necesario revisar la fecha de vencimiento y el número de registro de los productos, corroborar que los envases se encuentren en buenas condiciones (latas o tetrapack no abollados o hinchados, bolsas plásticas rotas, tapas defectuosas, etc.). 

En cuanto a otros recaudos a la hora comprar alimentos, es importante solicitar que la carne picada sea procesada en el momento de la compra y a la vista. También adquirir solamente el pan o alimentos a granel que hayan sido manipulados con guantes. 

Al cocinar, manipular, conservar y consumir alimentos, tener en cuenta estas recomendaciones:  

Lavarse frecuentemente las manos. 
Higienizar los utensilios con agua y detergente, desinfectar la mesada con lavandina diluida y limpiar periódicamente la heladera. 
Lavar bien frutas y verduras, aun las que vienen en bandejas, usando agua potable. 
Enfriar los alimentos cocidos en la heladera, nunca a temperatura ambiente.  
Evitar que la carne cruda toque otros alimentos, ya sea al momento de la compra, la conservación en la heladera o al momento de cocinar. Para evitar la contaminación cruzada, tener en cuenta estas medidas son: 
Separar la bolsa de carne cruda de otros productos recién comprados. 
Descongelar la carne en una bandeja en la heladera, poniéndola en los estantes inferiores para evitar derrames de sangre hacia los cajones de frutas y verduras. También se puede usar el microondas. No descongelar a temperatura ambiente y, una vez descongelados, no volver a colocarlos en el freezer o congelador. 
Usar diferentes  utensilios y tablas para la carne cruda y los alimentos listos para consumir. 
Cocinar completamente la carne sin que queden zonas rojas.  
Evitar el consumo de carne molida en niños y niñas menores de 5 años. 
Al asistir a diferentes espacios de recreación o fuera del hogar, se recomienda:  

Lavarse bien las manos. 
Solicitar que las carnes estén bien cocidas cuando se consuman alimentos no elaborados en casa. 
Bañarse en aguas recreacionales seguras y tener cuidando de que las piletas de natación, privadas y públicas, incluidas las de lona, tengan agua adecuadamente tratada con cloro.  
Tener precaución al tomar contacto directo con animales, ya que la bacteria Escherichia Coli suele estar presente en la materia fecal tanto de animales domésticos como de granja. 
Síntomas de la enfermedad 

El SUH comienza con diarrea, con o sin sangre, dolor abdominal y vómitos. Otros síntomas de alarma son palidez, disminución en la eliminación de orina, decaimiento o irritabilidad. En bebés, niños y niñas, rechazo al alimento. 

Si una persona presenta estos síntomas, no debe manipular ni preparar alimentos, tampoco asistir al trabajo, escuela, balnearios o piletas. Debe realizar inmediatamente una consulta médica y no automedicarse. Por consultas contactarse con el Departamento de Zoonosis al correo [email protected] Sindrome-Uremico-Hemolitico-SUH

Te puede interesar