Apenas tres heridos en el Instituto del Quemado en Córdoba a raíz de los efectos de la pirotecnia

Por primera vez en años, el Instituto del Quemado no atendió a ningún niño
instquemado

Tres personas mayores de edad fueron atendidas en la madrugada de ayer en el Instituto del Quemado debido a las heridas sufridas durante los festejos de Navidad en nuestra ciudad. Damián Andrade, jefe de Guardia del Instituto del Quemado, señaló que salvo un caso, que presentó un cuadro complejo ya solucionado, el resto fue atendido por heridas leves. Al promediar la mañana, todos ya habían sido dados de alta. Andrade indicó también que por primera vez en mucho tiempo no hubo que atender a niños, ni a adolescentes. “Hemos atendido tres pacientes en total en la madrugada. Uno, más complejo porque había tenido afección en el último dedo de la mano izquierda por la explosión de una bomba de estruendo”, dijo el médico.

El médico indicó que el segundo lesionado presentaba una quemadura en la mano, mientras que el tercero fue afectado en la cara por la llama de una bengala. Al ser consultados acerca de la baja en la cantidad de heridos, fuentes médicas señalaron que las campañas de concientización hicieron mella en la conciencia de los ciudadanos, además del contexto económico que impidió el consumo como en otras épocas.

En tanto, en Buenos Aires, una niña de seis años fue operada en el hospital Ricardo Gutiérrez, debido a la mordedura de un perro que se asustó por el uso de la pirotecnia. En total, unas 30 personas fueron atendidas en las primeras horas de ayer, un número “más bajo” que en años anteriores.

Ana Gercowski, la subjefa de Guardia del hospital Gutiérrez, se atendieron a 12 chicos, y reconoció que “hubo una merma de heridos con respecto al año anterior, que en total fueron 19”. “Van bajando los heridos pero nuestro consejo es no manipular pirotecnia estas fechas del 24 y 31 porque todos están expuestos al peligro”, precisó la facultativa.

Finalmente, en Tucumán, un incendio consumió casi por completo la Fábrica de Colchones Josen en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Las primeras informaciones aseguran que fue motivado por una “cañita voladora”, lanzada pasada la medianoche de ayer. Fuentes policiales indicaron que no hubo víctimas, aunque una vecina tuvo que ser asistida con oxígeno.

Te puede interesar